Ayuda urgente para los niños yemeníes

Más de tres años de lucha han convertido a Yemen en la crisis de hambre más grande del mundo. Dos tercios de la población – casi 18 millones de personas – no saben de dónde provendrá su próxima comida. Ocho millones de ellas están al borde de la hambruna. La violencia ha destruido la infraestructura y la economía, y en el transcurso de un año, el costo de los alimentos básicos ha aumentado un tercio.

El Programa Mundial de Alimentos está en el sitio, proporcionando asistencia alimentaria de emergencia a las personas yemeníes más vulnerables, muchas de las cuales dependen únicamente de la ayuda alimentaria externa. Las familias reciben mensualmente raciones de alimentos que consisten en harina, aceite y legumbres.

Juntos, nuestro objetivo es proporcionar alimentos a 1,250 familias por 3 meses. Comparte tu comida para ayudar a familias yemeníes en este urgente momento de necesidad.

 
 

Apoya a los refugiados en Uganda

Uganda tiene la población de refugiados más grande de cualquier país en África debido al gran número de personas de Sudán del Sur que huyen de la violencia que se vive desde 2016. Ahora, 43% de todos los refugiados de Sudán del Sur en la región están viviendo en siete asentamientos en el norte de Uganda.

Más de 1 millón de personas están recibiendo ayuda urgente del WFP en Uganda, y estos hombres, mujeres y niños son capaces de volverse más autosuficientes. Las comunidades también están consiguiendo acceso a la atención médica y a la educación y pueden moverse libremente.

¿Cómo está ayudando el Programa Mundial de Alimentos (WFP) en campo? Proporcionando alimentos y transferencias en efectivo a los refugiados necesitados. ¿Cómo puedes ayudar? Ayudándonos a alcanzar el objetivo de alimentar más de 9,000 personas de Sudán del Sur por un mes.

 
 

Ayuda a los niños de Palestina

La situación humanitaria en Gaza empeora continuamente, y la mitad de la población sufre de una grave necesidad de asistencia. Estamos lanzando una segunda campaña para recaudar fondos para las operaciones del Programa Mundial de Alimentos en Palestina.

A medida que los servicios públicos fundamentales, como la atención médica, agua y sanidad van colapsando, las familias que viven en Gaza ven como su situación empeora cada vez más. La mitad de la población no tiene empleo, y las familias vulnerables no tienen más remedio que saltarse o reducir sus comidas. Si esto sigue así, las Naciones Unidas pronostican que Gaza será inhabitable para el 2020.

Esta situación, que se agrava por momentos, ha causado que el PMA asigne la más alta prioridad a esta área, y esté suministrando vales electrónicos y de alimentación a 245.000 de los más pobres. La asistencia alimentaria del PMA permite a los hogares más pobres procurarse una parte de sus necesidades diarias de nutrición, y contribuye a aliviar el declive de su poder adquisitivo. Es una red de seguridad fundamental, que evita que caigan en una pobreza más crítica. Cualquier interrupción en la ayuda tendría unos efectos devastadores en estas familias y en su seguridad alimentaria.

Juntos, queremos ayudar a alimentar a 1.600 niños durante un año. ¡No podemos hacer esto sin ti!

 
 

Ayuda a los niños de Rohingya

Más de medio millón de personas de Rohingya han huido del estado de Rakhine, al norte de Myanmar, luego de una ola de violencia a finales de agosto. Tán sólo tomando lo que podían llevar, buscan refugio y seguridad en el distrito fronterizo de Cox´s Bazar en Bangladés. El área se encuentra ahora llena de carpas improvisadas.

El Programa Mundial del Alimentos se encuentra en el terreno, distribuyendo galletas ricas en nutrientes y en energía a los recién llegados como medida de emergencia y luego registrando las personas para proporcionarles arroz, aceite vegetal y lentejas, durante los próximos seis meses. Más de 800,000 personas han recibido alimentos hasta la fecha. Las madres y niños menores de 5 años, que son especialmente vulnerables a malnutrición, reciben SuperCereal Plus, una mezcla fortificada de trigo y soja que se utiliza en la preparación de una papilla nutritiva.

Tus comidas compartidas ayudarán al Programa Mundial de Alimentos a continuar brindando asistencia de emergencia a los refugiados de Rohingya.

 
 

Comparte comidas escolares en el Líbano

Al octavo año de la crisis en Siria, el PMA continúa intentando ofrecer ayuda a aquellos que más la necesitan. En el Líbano, el PMA ofrece ayuda nutricional a los refugiados sirios y a muchas familias libanesas vulnerables que también han resultado afectadas por esta crisis humanitaria en su país de origen.

Con tu ayuda, tenemos el objetivo de continuar con estos esfuerzos ofreciendo comidas escolares a 7.000 niños sirios y libaneses durante 1 año.

Nuestro impacto

Tras una década, la crisis en el noreste de Nigeria ha dejado a 2,9 millones de personas con inseguridad alimentaria. Tus comidas compartidas nos han ayudado a alcanzar nuestra meta de proporcionar asistencia alimentaria crítica dentro de estas comunidades.

Tus comidas compartidas nos ayudaron a proporcionar asistencia de emergencia tras el devastador terremoto y el tsunami que azotaron Indonesia.

¡Nos has ayudado a alcanzar nuestra meta en Palestina! Esto ayudará al PMA a proporcionar asistencia alimentaria a alrededor de 300 000 de los palestinos más pobres que viven allí.

Gracias a tu generosidad, podemos asegurarnos de que 2100 niños en Yemen reciban durante un año los alimentos que salvarán su vida.

Juntos, hemos alcanzado nuestra meta de alimentar a 2.500 niños en las regiones rurales de Damasco durante 1 año.

En Karamoja, al este de Uganda, el PMA está proporcionando contenedores de almacenamiento y alimentos a 20 colegios diferentes con el objetivo de que las comidas escolares sean más saludables para los niños y garantizar que haya suficientes alimentos durante todo el año.

Gracias por ayudarnos a alimentar a 1000 niños sirios refugiados en Jordania durante un año.

Con tu ayuda, 8000 niños en Haití recibirán nutrición adecuada durante el próximo año escolar.

Las comidas que compartes han ayudado a asegurar que niños y niñas en todo el mundo tengan la oportunidad de alcanzar sus sueños.

Juntos, hemos alcanzado dos objetivos de proporcionar comidas a niños desnutridos en Yemen. Con tu ayuda, alcanzamos nuestro primer objetivo de proporcionar 1 millón de comidas y luego con nuestro segundo objectivo alcanzamos alimentar a 10 000 niños.

Las comidas que compartiste nos han ayudado a atinar nuestro objetivo de alimentar a 1,100 niños en el Líbano durante todo un año.

Juntos hemos alcanzado nuestra meta de alimentar a 25 000 niños en edad escolar de Camerún. ¡Frente a la violencia de Boko Haram, usted les dio a estos niños la esperanza de un mejor futuro!

¡En febrero de 2017, la hambruna se declaro en algunas partes de Sudan. Completamos una campaña de emergencia compartiendo 1 millón de comidas para aquellos afectados por la hambruna en poco más de un mes!

Juntos hemos proporcionado comidas escolares a 58,000 niños en Malaui. El país fue golpeado por El Niño y una devastadora sequía.

Las comidas que compartimos entre junio y julio de 2016 ayudan a los niños sirios refugiados en el valle libanés de la Bekaa 1.500 niños recibirán apoyo alimentario durante todo un año.

En la primavera de 2016 captamos fondos para ayudar 1400 niños refugiados sirios de entre 3 y 4 años de edad en Beirut. Gracias al abrumador apoyo conseguimos cumplir este objetivo en menos de 7 semanas.

Entre enero y abril de 2016, recaudamos fondos para apoyar a 2.000 madres y sus bebés en Homs, Siria, durante todo un año.

Durante los meses de noviembre y diciembre de 2015, recaudamos fondos suficientes para proporcionar comidas escolares durante un año a 20.000 niños sirios refugiados en Jordán.

Durante el verano y otoño de 2015 ayudamos a los estudiantes de Lesoto. Juntos, compartimos 1,8 millones de comidas con los niños de Lesoto.