Ayuda a los niños de Rohingya

Más de medio millón de personas de Rohingya han huido del estado de Rakhine, al norte de Myanmar, luego de una ola de violencia a finales de agosto. Tán sólo tomando lo que podían llevar, buscan refugio y seguridad en el distrito fronterizo de Cox´s Bazar en Bangladés. El área se encuentra ahora llena de carpas improvisadas.

El Programa Mundial del Alimentos se encuentra en el terreno, distribuyendo galletas ricas en nutrientes y en energía a los recién llegados como medida de emergencia y luego registrando las personas para proporcionarles arroz, aceite vegetal y lentejas, durante los próximos seis meses. Más de 580,000 personas han recibido alimentos hasta la fecha. Las madres y niños menores de 5 años, que son especialmente vulnerables a malnutrición, reciben SuperCereal Plus, una mezcla fortificada de trigo y soja que se utiliza en la preparación de una papilla nutritiva.

Tus comidas compartidas ayudarán al Programa Mundial de Alimentos a continuar brindando asistencia de emergencia a los refugiados de Rohingya.

 
 

Ayuda a los niños sirios refugiados

Jordania es el hogar de casi 700.000 refugiados sirios registrados en la ONU. En respuesta al actual conflicto sirio, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene como objetivo la transición de la asistencia humanitaria en situaciones de crisis a soluciones escalables y sostenibles para ayudar a los más necesitados. Los refugiados reciben sus pagos mediante transferencias en efectivo que les permiten comprar en tiendas locales. Esto ha contribuido a la economía local a través de la creación de empleo y de ingresos fiscales adicionales.

Juntos, con el PMA, puedes ayudar a asegurar que los niños sirios refugiados tengan una comida.

 
 

Alimentando sueños

Las comidas escolares son una red de seguridad esencial, ya que ayudan a asegurar que todos los niños tengan una buena salud y nutrición y tengan acceso a la educación. En la lucha contra el hambre, las comidas escolares son una buena inversión para la próxima generación.

Junto con el Programa Mundial de Alimentos, puedes ayudar a asegurar que estos niños tengan la oportunidad de lograr sus sueños compartiendo tu comida.

 
 

Combatiendo el hambre

Junto con los actuales desafíos que suponen la pobreza extrema, el subdesarrollo y el cambio climático en la región del Lago Chad, la insurgencia Boko Haram ha llevado a una de las crisis humanitarias más agudas del mundo. 5,2 millones de personas en el noreste de Nigeria se enfrentan al hambre extrema, y 50.000 personas están al borde del hambre.

Juntos, estamos ofreciendo asistencia alimentaria que salvará vidas durante 100 días a los niños que corren mayor riesgo.

 
 

Dona comidas escolares para niños en Haití

Haití es el único país de bajos ingresos en América y su economía ha sido afectada repetidamente por crisis políticas y una serie de desastres naturales devastadores durante las últimas dos décadas. En 2015, en el departamento de Nippes, el Programa Mundial de Alimentos lanzó el primer programa de alimentos escolares interno en Haití. El programa usa alimentos producidos localmente, comprados directamente a pequeños agricultores, y al mismo tiempo ayuda a los niños y estimula la economía local. Las comidas escolares ayudan a mejorar la nutrición de los niños, su capacidd de aprendizaje y sus oportunidades en la vida, además de dar a las familias pobres un incentivo para que envíen a sus hijos a la escuela.

Las comidas que usted comparta nos ayudarán a asegurar que 8000 niños reciban nutrición y apoyo educativo adecuados en el próximo año escolar.

Nuestro impacto

Juntos, hemos alcanzado dos objetivos de proporcionar comidas a niños desnutridos en Yemen. Con tu ayuda, alcanzamos nuestro primer objetivo de proporcionar 1 millón de comidas y luego con nuestro segundo objectivo alcanzamos alimentar a 10 000 niños.

Las comidas que compartiste nos han ayudado a atinar nuestro objetivo de alimentar a 1,100 niños en el Líbano durante todo un año.

Juntos hemos alcanzado nuestra meta de alimentar a 25 000 niños en edad escolar de Camerún. ¡Frente a la violencia de Boko Haram, usted les dio a estos niños la esperanza de un mejor futuro!

¡En febrero de 2017, la hambruna se declaro en algunas partes de Sudan. Completamos una campaña de emergencia compartiendo 1 millón de comidas para aquellos afectados por la hambruna en poco más de un mes!

Juntos hemos proporcionado comidas escolares a 58,000 niños en Malaui. El país fue golpeado por El Niño y una devastadora sequía.

Las comidas que compartimos entre junio y julio de 2016 ayudan a los niños sirios refugiados en el valle libanés de la Bekaa 1.500 niños recibirán apoyo alimentario durante todo un año.

En la primavera de 2016 captamos fondos para ayudar 1400 niños refugiados sirios de entre 3 y 4 años de edad en Beirut. Gracias al abrumador apoyo conseguimos cumplir este objetivo en menos de 7 semanas.

Entre enero y abril de 2016, recaudamos fondos para apoyar a 2.000 madres y sus bebés en Homs, Siria, durante todo un año.

Durante los meses de noviembre y diciembre de 2015, recaudamos fondos suficientes para proporcionar comidas escolares durante un año a 20.000 niños sirios refugiados en Jordán.

En el verano y otoño de 2015, ayudamos a niños de edad escolar en Lesotho. Juntos, compartimos 1,8 millones comidas con los niños en Lesotho.